Memoria
/
Distrito Centro

Lo de la Encarnación

texto Antonio Laguna // imágenes Jane’s Walk Sevilla
 
Quizás uno de los paseos de esta 1ª Edición de Jane’s walk Sevilla más viscerales, en el que Francisco Rodríguez Estévez, tirando de memoria, nos contará los avatares que han ido dando forma a este espacio clave en el Casco Histórico al que ha estado ligada su familia durante generaciones y él mismo durante más de 50 años como placero.
Desde la demolición del mercado original en 1973 y su traslado a un solar anexo a la plaza de forma provisional durante 35 años, hasta su posterior ubicación definitiva bajo Metropol Parasol, este paseo tiene una doble vertiente: desvelará los entresijos de esta serie de procesos urbanos y al mismo tiempo nos dará la oportunidad de conocer al propio Paco, un ejemplo para todos sobre la manera de ejercer la ciudadanía de forma activa.
 
Recorrido especial donde los haya que brindaba la posibilidad de escuchar la historia de la plaza de la Encarnación al mismo tiempo que servía de excusa para conocer a Francisco Rodríguez Estévez, carnicero, placero en activo desde hace más de 50 años y activista de la Encarnación. A lo largo del paseo Paco puso en pie imágenes del pasado, reconstruyendo sus recuerdos de infancia mediante un riguroso sistema de fichas que nos llevó, número por número, a conocer lo que estuvo y ya no está en un paseo muy emotivo. Nada más lejos de la realidad sería pensar que se trató de un recorrido nostálgico; en cada imagen se dejaba entrever la actitud contestaria del guía, que con una capacidad asombrosa pasaba de la anécdota a la reivindicación. Comentarios sobre políticas municipales, incumplimientos normativos, protocolos arqueológicos, desviaciones presupuestarias, expectativas generadas y privatización del espacio público se alternaban sin solución de continuidad con anécdotas sobre incidentes familiares, juegos infantiles o gustos culinarios estrafalarios. “Tentativa de agotamiento de un lugar parisino” es el título de una novela de George Perec en la que, a modo de ejercicio, enumera sistemáticamente todo aquello que normalmente se ve pero no se percibe de la Place Saint-Sulpice. Un libro que tiene algo de lista de la compra, de enumeración y repetición con el objetivo de que la plaza se nos aparezca atendiendo a los detalles más insignificantes. El blog de Paco “La Encarnación” tiene algo de este agotamiento de un lugar, de un tema, de repeticiones y de variaciones, de obsesión; la diferencia más notable entre ambos, es que si Perec estuvo tres días sentado en el Café de la Mairie observando Saint-Sulpice para extraer el material de su libro, Paco lleva 68 años tomando nota de todo lo que ocurre en la Encarnación.

Read More
Not found amenities.