La Muralla de Sevilla
/
Distrito Centro

Murallas de la Macarena

Sevilla a la defensiva: instrucciones de acceso

 

Puerta de la Macarena, 2 de Mayo de 2016. La presidenta de distrito aparece in extremis con las llaves de la cancela que cierra el acceso a la barbacana. Al final ha habido suerte y podremos asistir a una visión única de este monumento. Comienza el recorrido, de la mano y la visión de Antonio y Laura. A lo largo de un par de horas, van a enseñarnos a mirar.

 

Pese a la creencia bastante extendida sobre su origen romano (y ya se sabe que los sevillanos somos muy dados a las creencias), lo cierto es que el último recinto amurallado de Sevilla corresponde a una primera obra emprendida por los almorávides, modificada de forma parcial en época almohade. Proviene de una necesidad defensiva, primero frente a los vikingos y más tarde frente a los cristianos, ya que la ciudad había crecido y se hacía necesario proteger ciertos sectores externos a la antigua muralla. Con un perímetro de 7,2 kilómetros, 160 torres en ese cinturón y 13 puertas de acceso, a finales del siglo XII se convierte en uno de los recintos amurallados más importantes de Europa, luchando contra el carácter netamente llano –y por tanto accesible– de la urbe.

 

Pero las guerras no fueron las únicas catástrofes que la Muralla logró contener a lo largo de los siglos. También actuó para luchar contra otros enemigos del pueblo sevillano, como las grandes riadas que fueron especialmente frecuentes en el siglo XVI, y las epidemias que llamaban a las puertas de la ciudad, sobre todo la muy cruenta peste bubónica del siglo XVII.

 

Hoy, sin embargo, más que separar la Muralla de la Macarena es el mayor símbolo de ese hilo invisible que conecta lo de dentro, lo íntimo, con lo externo. Por eso resulta vital que escuchemos lo que esos restos que aún se conservan tienen que decirnos sobre la ciudad. Y nos hablan de una Sevilla diversa y de una muralla de aspecto claramente almohade, aunque mezclado con el aire clasicista que le proporcionaron las restauraciones del siglo XVIII.

 

Pese a que el conjunto de las Murallas Urbanas de Sevilla está catalogo como Bien de Interés Cultural, hasta hace poco hemos podido apreciar cierto abandono de este monumento. No obstante,  la delegación del Distrito Macarena ha manifestado que hay un compromiso con la ciudadanía y que desde mayo de 2016 se han mantenido reuniones con el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS,) que han impulsado el inicio de labores de limpieza por parte del Ayuntamiento de Sevilla. Según informó El Correo de Andalucía, el Consistorio hispalense está estudiando la posibilidad de abrir la Muralla a una serie de paseos por su barbacana. Y que ya no lo llamemos suerte o coincidencia, sino ciudad viva.

 

Proseguimos el paseo en dirección a la Puerta de Córdoba…

 

Read More
Not found amenities.